Generalmente, cuando pensamos en acceder a un ordenador de forma remota, la primera aplicación que viene a nuestra mente es TeamViewer. Sin embargo, problemas como la compatibilidad entre versiones, el límite de tiempo para las sesiones gratuitas y algunos molestos avisos me han obligado a decantarme por la opción que ahora les presento.

Chrome Remote Desktop es la solución de Google para controlar un ordenador de forma remota. Al ser una extensión del navegador, sólo es necesario tener Chrome instalado y escribir lo siguiente en la barra de direcciones:

http://remotedesktop.google.com/access

En la página que nos abre, iremos a la sección Configurar acceso remoto y haremos clic en el botón para descargar el archivo necesario para controlar remotamente el equipo.

Probablemente, también se abrirá una ventana emergente en la que nos pedirá añadir la extensión Chrome Remote Desktop a Chrome. Es bastante recomendable que lo hagas.

Al abrir la aplicación e ir a la pestaña “Asistencia remota”, observaremos lo siguiente:

Para proporcionar asistencia, debes introducir el código que la otra persona te envíe para acceder a su equipo.

Para detener la sesión remota, sólo debes hacer clic en “Desconectar”.

Espero que la información proporcionada te sea útil. En lo particular, me ha sido de mucha utilidad esta aplicación de Google para ayudar a mis clientes.

× ¿Cómo podemos ayudarte?